¿Vender por las redes sociales? ¡Cómo usarlas!

Vender por las redes sociales - Tu asesoría Personal Online

Te presentamos algunas de las pautas con las que diseñar estrategias para hacer crecer la rentabilidad de tu negocio, aprovechando los canales digitales.
No hablaremos de las múltiples y diversas herramientas que se pueden aplicar para hacer posible que la venta sea efectiva.

Lo importante a destacar es que es más fácil vender a través de las redes sociales que vender directamente en ellas.

Toma la decisión y sé tú mismo. Hay poco que pensar. Millones de personas usan las redes sociales en todo el mundo:

  • Crea una cuenta y escoge las redes sociales donde estén los potenciales compradores. No se trata de estar en todas, sino en aquéllas donde puedas comunicarte con tu mercado.
  • Diseña cómo quieres vender y participa activamente en tus redes sociales:

– No delegues en los comienzos
– Realiza acciones de emailing
– Lleva tus redes
– Escribe en tu blog
– Diseña estrategias que potencien tu SEO…
– Investiga y ponte al día de las tendencias

Genera contenidos continuamente. La constancia es el mejor arma, así como ofrecer contenidos relevantes. Serán tus contenidos los que te den presencia en las redes.

  • Publica de lo que sabes y especialízate. ¡Hazte experto en tu campo!
  • Crea contenido en formato variado: textos (artículos, opiniones…), fotografías, vídeos y blogs.
  • Comparte el contenido de la competencia: te dará mayor credibilidad y conseguirás más seguidores.
  • Sé generoso: aconseja y ofrece detalles e ideas que hagan saber a todos que eres un gran conocedor de tu materia.
  • Si ofreces contenidos correctos, tus redes serán efectivas. Publica mensajes relevantes. Haz contenido de calidad.
  • No dediques demasiadas publicaciones a promocionarte. A nadie le interesa quién eres o cómo lo has conseguido.

Recuerda: Para que hablen de ti, debes generar contenidos interesantes.

Elimina fronteras. Las redes sociales son mundiales, tus ventas no tienen límites.

  • Cambia el “chip” y aléjate del pensamiento tradicional de venta.
  •  Una interacción sin propósito de compra puede convertirse en venta.
  • La ideas es llegar a más gente:

El objetivo prioritario en convertirles en clientes.
El objetivo secundario es mantener “seguidores” que difundan nuestra marca.
Fidelízalos con mensajes interesantes para ellos y traduce los “me gusta” en acciones comerciales.

Sé activo: Resuelve las dudas y atiende las quejas

  • La mejor manera de consolidar tu marca es cimentando la calidad con el aporte de tus seguidores.
  •  Compartir las experiencias puede dar lugar a comentarios positivos y negativos sobre tu empresa. Una interacción adecuada por tu parte conseguirá usuarios satisfechos.
  •  Atiende rápidamente las reclamaciones, preguntas y sugerencias, aunque algunas te resulten incómodas.
  • Aunque se trate de “internet”, gánate el afecto de los usuarios con un vocabulario cercano y ofreciendo soluciones.

Ofrece algo interesante, que sirva para algo y que nadie haya propuesta.

Evalúa y mide.

  • La base de cualquier empresa es la rentabilidad y tener una clientela con buena percepción de la marca. Para saber qué tasa de interacción tenemos y qué porcentaje de visitas llevamos a la web desde plataformas sociales, puedes usar estos baremos:

ROI (Retorno de la Inversión)
– Restamos a los beneficios el importe de la inversión y dividimos el resultado entre la inversión (Mayor ROI, mayores ganancias)

 IOR (Impacto de las Relaciones). A través de la medición de cuatro variables fundamentales:
– Autoridad (menciones fuera de las propias redes)
– Influencia (número de seguidores)
– Participación (diversas interacciones del público)
– Tráfico (número de visitas)

Por último: Sé auténtico.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.