Consejos sobre gestión de proyectos: ¿cómo cumplir con los deadlines?

Ilustración de un autónomo haciendo malabarismos con la gestión de proyectos

Ser emprendedor tiene sus pros y sus contras, y una de las mayores dificultades es aprender a organizar el trabajo. Si te pones, siempre vas a tener cosas que hacer, pero tienes que estructurarte bien el día si quieres que te quede tiempo para ti. Por otro lado, lidiar con los deadlines no siempre es tarea fácil, sobre todo cuando surgen imprevistos. Por eso vamos a darte algunos consejos que te pueden ser muy útiles para optimizar la gestión de tus proyectos.

 

¿Cómo mejorar la gestión de proyectos?

Aprende a decir «no»

Empezamos por lo básico, que en este caso es aceptar solo lo que realmente puedes asumir. Puede que te sepa mal cuando se trata de clientes habituales, pero piensa que es mejor esto que no ser capaz de cumplir luego con tu compromiso.

 


Haz listas de tareas y divídelas en bloques

Como autónomo tienes tareas que van mucho más allá de lo que te piden tus clientes. Estas pueden ser emitir facturas o completar las autoliquidaciones de Hacienda. Pueden parecer ajenas al proyecto, pero consumen tiempo y por eso hay que organizarlas. Asimismo, se hace necesario dividir los grandes proyectos en objetivos más pequeños, pues así es más fácil ir avanzando de manera organizada.

Dicho esto, queda claro que una lista es el primer paso para organizar tu agenda. Después puedes agrupar las tareas en bloques lógicos y ir haciéndolas en tu día a día. Por ejemplo, puedes reservar media hora por la mañana para revisar el email, seguir dedicando una hora a hacer presupuestos y continuar con lo que proceda. Al fin y al cabo, las funciones pueden ser muy diversas de un autónomo a otro.

 


Marca los deadlines

Normalmente los clientes ya ponen una fecha tope; sin embargo, siempre puede haber algún proyecto para el que no se estime un fin exacto o para el que la fecha de entrega sea más flexible. En cualquier caso, así corres el riesgo de ir dejando el trabajo para más adelante, hasta que el cliente empiece con las prisas

En previsión, márcate tú una fecha tope. Incluso en el caso de que no seas capaz de decidirla ahora -si es algo a muy largo plazo, por ejemplo-, márcate objetivos fijos que te ayuden a organizar tu trabajo y a ir avanzando. Si no tienes fecha para terminar el proyecto, siempre encontrarás cosas más importantes o nunca te parecerá que está suficientemente bien para entregarlo. Esto son problemas que puedes resolver marcándote tú un calendario.

 

Utilizaapps

Por último, hemos de decirte que hay muchas aplicaciones que pueden ayudarte a gestionar mejor tu tiempo. La primera es Google Calendar, que te permite ver en el calendario todo lo que tienes que hacer de una manera muy visual. No obstante, hay más. Hablamos de gestores de proyectos y softwares de facturación, por ejemplo, que te evitan perder tiempo en tareas más logísticas y ajenas al proyecto en sí.

 

Como ves, hay maneras de optimizar tu jornada laboral y cumplir con las fechas de entrega sin problema. Solo tienes que seguir estos consejos.

Gestoría online todo incluido

 

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.