¿Qué es un falso autónomo?

Falso autónomo

Desde la crisis económica que sufrió recientemente nuestro país, la figura del falso autónomo se ha ido popularizando en las empresas, ya que éstas lo han utilizado con el fin de reducir los costes de personal. Desde Tu Asesoría Personal Online debemos advertirte inmediatamente de que este fenómeno es ilegal, ya que al contratar un falso autónomo la compañía responsable estaría dejando de ingresar en la Seguridad Social, ya que no pagaría la cotización correspondiente por el trabajador.

¿Cómo saber si un trabajador es un falso autónomo?

A pesar de que no existe una definición de la figura del falso autónomo en el marco legal, se pueden utilizar los conceptos definidos en el Estatuto de los Trabajadores de trabajador por cuenta ajena y trabajador por cuenta propia para saber si una persona está desempeñando sus labores como falso autónomo:

  • El salario que percibe el trabajador está determinado por la compañía.
  • Un falso autónomo no desempeña sus funciones de manera voluntaria, sino que sigue las directrices que le marca la empresa.
  • El fenómeno del falso autónomo se da cuando el trabajador hace uso de los medios de producción herramientas de la compañía o sigue las estrategias directrices marcadas por la misma.
  • Si existe una relación de dependencia con la empresa, se considera que se trata de un trabajador por cuenta ajena, por lo que si el empleado depende de la empresa pero está registrado como autónomo, se trata de un falso autónomo.

 

Desventajas de contratar a falsos autónomos

En el caso de encontrarte en esta situación debes tener en cuenta que las consecuencias para la empresa serían las siguientes:

  • La compañía tendrá que pagar al trabajador la indemnización legal máxima (en caso de que se dé una reclamación por despido).
  • El trabajador podrá reclamar las cotizaciones de los últimos 4 años (si procede). Además, se le podrá exigir a la compañía el pago de una multa por el 100% o el 150% del valor de las cotizaciones no ingresadas.
  • Si acaba interviniendo la Inspección de Trabajo, la compañía deberá enfrentarse a una sanción económica por no haber inscrito al trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social. Dicha sanción podrá oscilar entre los 3.126 y los 10.000 euros.
  • En el caso de que se detecte la existencia de más de un falso autónomo trabajando para la compañía, ésta deberá hacerse cargo de las sanciones e indemnizaciones ya descritas.

 

¿Cuál es la diferencia entre un autónomo dependiente y un falso autónomo?

Para evitar problemas legales en el futuro, a la hora de llevar a cabo las contrataciones que tu empresa precise, es necesario tener claras las diferencias entre falso autónomo y autónomo dependiente. Son las siguientes:

  • Los autónomos dependientes están regulados por la Seguridad Social en su Régimen General de Trabajadores Autónomos y se trata de aquellos autónomos que facturan el 75% de sus ingresos al mismo cliente.
  • El autónomo dependiente tiene en propiedad la totalidad de su infraestructura de producción y el material necesario para el desempeño de sus funciones. Por otra parte, este trabajador cuenta con total libertad para organizar sus horarios y su jornada laboral.
  • Los falsos autónomos están inscritos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos pero en la práctica son asalariados, es decir, trabajadores por cuenta ajena.
  • Como comentábamos antes, el falso autónomo debe seguir las directrices marcadas por la empresa, utilizar las herramientas de trabajo proporcionadas por la misma y cumplir un horario concreto (definido por la compañía).

 

Esperamos que este resumen que hemos elaborado sobre qué es un falso autónomo, cómo detectarlo, cuáles son las consecuencias de contratarlo y sus diferencias con un autónomo dependiente te haya resultado de utilidad. Ante cualquier consulta que tengas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y nuestros especialistas se encargarán de atenderte.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.