Cuánto cuesta despedir a un trabajador

despido

Una de las preguntas más demandas es cuánto cuesta poner fin a la relación laboral entre empresario y trabajador y por ello, en este post queremos darte unas pinceladas para que te quede un poquito más claro.

A continuación, desglosamos los despidos más comunes con sus causas, e indemnizaciones:

Despido disciplinario

Debido al incumplimiento grave de las normas por parte del trabajador:

  • La indisciplina y desobediencia en el trabajo.
  • Las faltas repetidas e injustificadas de puntualidad al trabajo.
  • Las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajen en la empresa o a los familiares que convivan con ellos.
  • La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo.
  • La disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado.
  • La embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  • El acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad y orientación sexual.

En caso de que puedan demostrarse alguna de las cuestiones anteriores el despido será procedente, y no procedería aplicar ninguna indemnización.

En caso contrario el despido sería considerado improcedente y el empresario deberá optar por readmitir al trabajador o indemnizarle:

  • 33 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades.
  • 45 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades si el contrato fuera anterior al 12 de febrero de 2012.

El despido también podría considerarse nulo por vulneración de los derechos de los trabajadores, siendo obligación del empresario, en este caso, readmitir al trabajador, pagándole los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido.

Despido objetivo

Debido a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

El despido objetivo igual que el disciplinario podrá ser estimado procedente, improcedente o nulo, en caso de que el trabajador acuda a la vía judicial.

La indemnización es de 20 días por año con un límite de 12 mensualidades.

Despido por no superar el periodo de prueba

Al formalizar la relación laboral con el empleado se firma el contrato en el que se determinará, en una de las cláusulas, el periodo de prueba. En caso de que el trabajador no superase dicho periodo se podría poner fin a la relación laboral sin indemnización alguna.

Despido por finalización del contrato temporal

La finalización de un contrato temporal debido a una obra o servicio determinada o una circunstancia de la producción deriva, en el caso de no convertir al trabajador en indefinido, en una indemnización de 12 días por año trabajado.

Estos son los despidos más comunes, en cualquier caso, si te surgen problemas con tus clientes y tienes dudas, contacta con Tu Asesoría Personal Online, donde nuestros especialistas se encargarán de resolverlas.

Etiquetas

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.