Motivar a la plantilla: cómo conseguir que se involucren con tu empresa

motivar a la plantilla

La motivación es uno de los factores que más pesa a la hora conseguir la satisfacción de tus empleados, que a su vez, es imprescindible para mantener altos niveles de productividad, buena reputación de marca y para disfrutar de buen ambiente laboral. Por ello, desde Tu Asesoría Personal Online te traemos unos cuantos consejos para motivar a la plantilla.

 

Motivar a la plantilla a través del reconocimiento

Es realmente importante valorar el esfuerzo y reconocer los logros de los empleados, ya que esto ayudará enormemente a que sepan que van por el buen camino y a que estén más motivados. Deben saber que su trabajo es importante. Hay que tener en cuenta que cuando el trabajo no se reconoce, es muy fácil que los empleados se pregunten para qué vale su esfuerzo y, si las cosas no mejoran, acaben abandonando la empresa.

 

La flexibilidad es importante

Gracias a la tecnología, hoy en día hay pocos trabajos que no puedan desempeñarse a distancia. Si éste es el caso, proporcionar flexibilidad horaria y dar la posibilidad a tus empleados de teletrabajar hará más fácil la conciliación de la vida personal con la laboral, y eso es algo que, en la actualidad, los trabajadores valoran en gran medida.

 

Adecuación del puesto al trabajador

Para que los empleados se sientan a gusto en su puesto de trabajo, es necesario que éste sea adecuado para su formación y aptitudes, de lo contrario, estarán estresados (si el puesto está por encima de sus posibilidades) o aburridos y desmotivados (si se le piden labores por debajo de su cualificación). Esto no quiere decir que no se le planteen retos, pero éstos deben ser asumibles.

 

La formación es clave para motivar a la plantilla

Otra manera de hacer que el personal se sienta valorado y motivado es proporcionarle formación en aquellas competencias (relevantes para su puesto) en las que los empleados quieran mejorar. Por otra parte, esto también será beneficioso para la empresa, ya que cuanto mayor sea el nivel formativo de los trabajadores, más mejorará la productividad.

 

Retribución: su papel en la satisfacción del personal

Todos los puntos tratados anteriormente son relevantes y, aunque el dinero no lo es todo, hay que reconocer que es muy importante, ya que los trabajadores que se sientan mal pagados no se esforzarán al máximo (y es probable que acaben yéndose a otra empresa que les ofrezca un salario mayor). Por ello, no hay que olvidar que la retribución económica sigue siendo uno de los pilares para motivar a la plantilla.

 

Seguridad y estabilidad

Si los empleados creen que pueden ser despedidos en cualquier momento o que sus condiciones laborales pueden ser modificadas (a peor) de la noche a la mañana, no rendirán bien, ya que la seguridad es fundamental para que los trabajadores estén a gusto, lo que a su vez hará que sean más productivos.

 

Motivar a la plantilla concediéndole responsabilidad y autonomía

Los empleados que tienen control sobre la gestión diaria de sus tareas y que cuentan con autonomía para trabajar en base a los objetivos marcados están más motivados que los que están sometidos a un control más estricto o a imposiciones más rígidas.



Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.