Qué hacer si un cliente no paga

Qué hacer si un cliente no paga

Si eres autónomo es posible que alguna vez a lo largo de tu carrera profesional te topes con un cliente que se niega a pagarte por el servicio que le has prestado. Cuando los trabajadores autónomos se encuentran en una situación como esta no siempre saben cómo actuar. Por ello en este artículo queremos aconsejarte sobre qué hacer si un cliente no paga.

Esto es lo que debes hacer si tu cliente no paga

Lo normal es que las situaciones de impago de facturas por parte de tus clientes no sea lo más habitual, sin embargo, debes estar preparado para dicha eventualidad. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Sé previsor: cuando mandes tus facturas debes indicar de manera clara el método de pago y el plazo que el cliente tiene para hacerlo efectivo.
  • Llama: cuando ya ha vencido el plazo de pago de la factura y tu cliente no da señales de vida, llámale por si hubiese ocurrido algún error, le ha surgido un contratiempo o se le ha olvidado sin mala fe. Puede ser que el motivo por el que no te ha pagado sea la falta de liquidez; en este caso puedes tratar de llegar a un acuerdo por el intercambio de servicios u ofrecerle el pago a plazos.
  • Mándale una carta: si el cliente no da señales de vida y no consigues contactar con él de otra manera puedes enviarle una carta por correo certificado con acuse de recibo haciendo referencia a la factura. El objetivo de esta medida es hacer que quede constancia de que, efectivamente, la notificación ha llegado a su destino. Si aún así pasa el tiempo y sigues sin saber nada del cliente ni del pago de tu factura, debes exigirlo mediante un burofax y avisar de que tienes intención de emprender acciones legales.
  • Busca ayuda profesional: si ninguna de las medidas anteriores funciona será el momento de contratar un abogado para que te asesore y aconseje sobre el siguiente paso.
  • El importe de la deuda es determinante: si tu cliente te debe una cantidad inferior a los 2.000 euros podrás iniciar procedimiento judicial sin necesidad de abogado ni procurador, no obstante es aconsejable contar con profesionales que te asesoren. Sin embargo, si el importe de la deuda excede de la cantidad mencionada, es obligatorio contar con la intervención de abogado y procurador. En estos casos existe la posibilidad de presentar una demanda judicial para reclamar la deuda a través del procedimiento monitorio.

 

Cómo se inicia un proceso monitorio

Se trata de un proceso judicial relativamente rápido que tiene como fin la reclamación de deudas dinerarias. Para iniciar dicho proceso será necesario presentar un escrito firmado que debe ir acompañado de una copia de las facturas impagadas, los emails o comunicaciones intercambiados o cualquier otro documento que sirva como prueba de que el cliente no ha pagado. Además, en dicho escrito deben constar los datos del deudor, su DNI o CIF y su domicilio. Este proceso da un plazo de 20 días al cliente como última oportunidad para pagar o rechazar la petición. Si ocurre esto último, el procedimiento monitorio se transformará en procedimiento verbal u ordinario dependiendo de la cantidad reclamada.

Estos son los pasos a seguir si eres autónomo y uno de tus clientes no paga. En cualquier caso, si te surgen problemas con tus clientes y tienes dudas, contacta con Tu Asesoría Personal Online, donde nuestros especialistas te aconsejarán sobre cómo proceder.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.