4 claves ante el cambio de domicilio fiscal

Cambio domicilio fiscal

A la hora de hacer un cambio de domicilio fiscal hemos de tener en cuenta que personas físicas, personas jurídicas y empresas, todos, contamos con uno, que en el caso de las dos últimas puede ser igual o diferente a su domicilio social. Diversas circunstancias hacen necesario un cambio de domicilio fiscal y con él su oportuna notificación a la Agencia Tributaria. No hacerlo correctamente puede tener consecuencias. Por ello, en este artículo te damos las claves de cómo realizarlo y notificarlo.

¿Qué es el domicilio fiscal y qué determina?

La Agencia Tributaria define el domicilio fiscalcomo la residencia fiscal “con carácter general” del contribuyente. Este dato es importante, puesto que determina:

  • El sistema fiscal aplicable;
  • La oficina tributaria de adscripción del contribuyente;
  • El lugar para la práctica de notificaciones; y,
  • El lugar físico concreto declarado y vinculante a efectos de procedimientos administrativos y del control fiscal.

Domicilio fiscal vs domicilio social

Para todas las personas físicas, el domicilio fiscal es aquel en el que tienen su residencia habitual. Cuando eres autónomo o empresa, esto puede variar.

Domicilio fiscal autónomo

Un autónomo es una persona física pero con una actividad económica por cuenta propia. En este caso, el domicilio fiscal puede o no coincidir con la vivienda habitual. Esto dependerá de dónde ejerza la actividad dicho autónomo.

Así, la Agencia Tributaria especifica que la Administración Tributaria considerará como domicilio fiscal el lugar “donde esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de las actividades desarrolladas”.

Domicilio fiscal empresa

En cuanto a las empresas residentes en territorio español y personas jurídicas, en general, el domicilio fiscal coincidirá con su domicilio social. Esto siempre que en él “esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios”.

De no ser así, el domicilio fiscal se situará en:

  • el lugar donde se realice dicha gestión y dirección, o
  • donde radique el mayor valor del inmovilizado en caso de que los dos supuestos anteriores no puedan establecerse.

¿Cómo se tramita el cambio de domicilio fiscal?

El registro del domicilio fiscal está regulado por la Ley General Tributaria en su artículo 48. Además, la ley establece la obligación del contribuyente de notificar cualquier cambio que se produzca en el domicilio fiscal.

Actualmente, gracias a la digitalización de la administración pública puedes notificar el cambio de domicilio fiscal de forma telemática.

  • En el caso de personas físicas que sean empresarios o profesionales por cuenta propia, los cambios se comunicarán presentando el modelos 037.
  • En el caso de las sociedades y de que se opere como persona jurídica, se tendrá que presentar el modelo 036. 

Infografía sobre el cambio de domicilio fiscal

Consecuencias de no notificar el cambio de domicilio fiscal

Expiración de los plazos de alegación

Si has olvidado comunicar el cambio de domicilio fiscal y la Agencia Tributaria te ha notificado algo, te habrá llegado a tu antiguo domicilio. Tú no te has enterado, pero la administración considera que has sido notificado y el procedimiento ha seguido su curso. Por ello, es posible que se te hayan pasado los plazos de alegaciones o subsanaciones.

No beneficiarte de bonificaciones

Algunas bonificaciones fiscales y deducciones vienen determinadas por el domicilio fiscal, por lo que puede que no estés beneficiándote de las mismas.

Pago de una multa

No comunicar el domicilio puede acarrear incluso una multa de hasta 100 euros por infracción leve.


Si necesitas más información o ayuda para la gestión de esta notificación, en Tu Asesoría Personal online podemos asesorarte en todos los trámites. Contacta con nosotros aquí 

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.